Espacio para desayuno en tu cocina: disfruta de tu momento cada día

14 May, 2024 | Cocinas

El diseño de cocina con desayunador está en auge. No en vano, la primera comida del día es, para muchas personas, la de mayor importancia; también la que proporciona más placer. Así que, prestar atención a este momento vital con un espacio especialmente dedicado, dentro de la cocina, no parece descabellado.

Pero ¿qué claves se esconden detrás del diseño de cocina con desayunador? Entre las más importantes, encontramos cinco que resultan esenciales para lograr el espacio perfecto: un desayunador a tu medida y a la de tu hogar.

En Betula Estudio lo tenemos todo para que tu cocina sea perfecta. Te ayudamos a encontrar los mejores productos, con una atención personalizada.

Cinco consejos para diseñar el desayunador perfecto

Como hemos dicho, está de moda tener en la cocina un espacio específico para desayunar. Una zona pensada para ese momento único que, en muchos casos, puede ocultarse, quedar cerrado, a modo de armario con puertas.

Estas son la cualidades que, como la anterior, debemos tener en cuenta en el diseño de una cocina con desayunador:

  1. Totalmente integrado en el mobiliario. Es, sin duda, la clave para el diseño ideal de un desayunador en la cocina. Nos referimos a que debe mantener una total sintonía con el resto de muebles escogidos para este espacio del hogar. Es decir: unidad estilística, homogeneidad.
    De hecho, el diseño de cocina con desayunador exige la máxima personalización. El diseño a medida del espacio. Esto facilita el aprovechamiento de los metros cuadrados, de los pequeños recodos. Porque una de las características de los desayunadores es que, en el caso de cocinas pequeñas, se ubican en aquellos lugares que de otra forma quedarían desaprovechados.
  2. Oculto cuando es necesario. Ahora que la tendencia es a integrar espacios, a abrir la cocina a salones y comedores, a crear lugares diáfanos, ocultar el desayunador parece una idea excelente. De tal forma que pueda guardarse tras unas puertas perfectamente integradas en el mobiliario de la cocina, correderas o abatibles, por ejemplo, cuando las visitas se acomodan en el salón.
    El sistema REVEGO de BLUM es un buen ejemplo de lo que un desayunador oculto puede hacer por nuestra vivienda.
    Si el desayunador cuenta con baldas para guardar todos los elementos necesarios para un buen desayuno: menaje, tostadora, cafetera, etc. Lograremos, ocultándolo, maximizar el orden, al menos de forma visual.
  3. Con todos los elementos a nuestro alcance. Un desayunador perfecto es aquel en el que no solo contamos con una barra para desayunar, que puede ser más o menos estrecha dependiendo del espacio. Sino que incorpora módulos para guardar muy a mano todos los elementos que empleamos en el desayuno.
    Tazas, cucharillas, azúcar, café, pequeños electrodomésticos como un exprimidor o incluso el microondas… Todo ha de ser accesible y estar perfectamente ordenado. Para ello, el desayunador puede incorporar cajones o módulos bajos con puertas o estantes superiores.
  4. Con un toque decorativo muy personal. Para quienes desean tirar de originalidad y darle un toque creativo a su cocina, los espacios para el desayuno, coquetos y recogidos, resultan un rincón perfecto.
    Existen múltiples opciones. Decorar la parte frontal con un llamativo papel pintado, colocar estanterías descubiertas donde mostrar vajilla artesana… Un equipo experto en diseño de cocina con desayunador puede darte muchas ideas al respecto.
  5. En espacios reducidos e inimaginables. Ya hemos señalado que la personalización es una de las claves para conseguir el desayunador ideal. Y es que, hacerlo a la medida puede marcar la gran diferencia entre poder integrar o no un desayunador en la cocina.
    Quienes más entienden de diseño del hogar son capaces de habilitar un magnífico espacio para el desayuno en ese rincón que pensábamos perdido. Incluso en una magnífica alacena, colocada como elemento de transición, entre la cocina y el salón. El caso es que el espacio esté muy bien aprovechado.

En definitiva, el buen diseño de una cocina con desayunador pasa por configurar un espacio eminentemente práctico, además de cómodo y, normalmente, que pase lo más desapercibido posible.

Descubre todo lo que Betula Estudio puede ofrecer para tu cocina, baño o armarios a medida.